Los hijos de un divorcio gestionado de forma inadecuada pueden tener sentimiento de abandono, creer que no se les quiere o incluso culpabilizarse por la separación; situaciones que pueden llevarle a comportamientos tan desafortunados como el aislamiento, la depresión, la indiferencia, etc. Nuestro psicólogo infantil en Fuenlabrada puede ayudarle a superar el bache.

Cuando la separación se hace adecuadamente

Cuando el fin formal de la relación se lleva a cabo de una manera serena y adecuada los menores solo presentarán síntomas a corto plazo y se acomodarán a la novedad de una manera sana. Estas son solo algunas de las ideas que pueden ayudarle a que tu hijo a que lleve la situación lo mejor posible:

Pasar tiempo con ellos para saber cómo se encuentran o si necesitan algo que les cueste explicar. Por ejemplo, puedes prever una divertida actividad a la semana al aire libre con ellos… les tiene que quedar claro que estás ahí para todo lo que necesiten.

No descalificarse cerca de los hijos o compararlos con la ex-pareja. Es obvio, pero algunos padres cuando se irritan dicen brillantes frases como: ‘eres igualito que tu padre o que tu madre’.

No hagas responsables a tus hijos del divorcio. Si una de las razones de bronca con tu ex pareja son los asuntos relacionados directamente con el niño no es la culpa de este, sino de que no os entendáis como adultos que sois.

No se te ocurra mentirles para intentar protegerlos. Si te echas una nueva pareja y tu hijo te pregunta si tienes, di la verdad. De otro modo perderá la confianza en ti el día que se entere, acabará haciéndolo.

Habla con tus hijos de la situación calmadamente y sin ocultar nada. Lo idóneo es que ambos progenitores le resuelvan todas las preguntas que puedan surgirle al respecto.

Si además de aplicar todo esto traes a tu hijo a Adelante, le darás todas las herramientas necesarias para que afronte la realidad con la serenidad y la normalidad que merece. ¡Os esperamos!